Consejos sobre parques infantiles

La instalación de parques infantiles en recintos particulares como, por ejemplo, una comunidad de vecinos es una decisión muy acertada por varios motivos. La empresa Neopark conoce cómo ha evolucionado este producto y todos los requisitos que deben cumplirse para evitar cualquier peligro indeseado para los pequeños.

Ventajas de instalar un parque infantil en la comunidad de vecinos

Hoy muchos tienen la suerte de vivir en un edificio altamente preparado, con espacio suficiente y servicios impensables en épocas pasadas. En estos casos, los espacios dedicados al esparcimiento son uno de los bienes más demandados por los propietarios.

Estos espacios permiten disfrutar sin tener que salir del recinto de la propiedad, con lo que se gana mucho tiempo y también tranquilidad.

Por ello, instalar un parque infantil para uso y disfrute de los vecinos «menudos» es una de las opciones más interesantes para cualquier madre o padre.

Además, todas las mejoras que puedan hacerse en la propiedad aumentan considerablemente su valor, a cambio de una inversión que no tiene por qué ser muy grande.

Dependiendo del espacio disponible y del presupuesto, podrán crearse parques más o menos complejos o sencillos. La habilitación se habrá logrado y los niños tendrán su lugar mágico donde encontrarse, jugar y gastar energías en un entorno seguro.

Por qué elegir parques infantiles homologados

Como se ha señalado anteriormente, uno de los motivos para instalar un espacio de juegos para niños en la propiedad de vecinos es la seguridad, además de la comodidad de la cercanía. Por ello, es normal interesarse por los tipos de homologaciones y certificaciones que deben presentar los elementos y la infraestructura que se vaya a instalar.

La Unión Europea establece una normativa de calidad en la que se exponen las exigencias que deben cumplir los parques infantiles en materia de seguridad para evitar peligros y accidentes.

Estas normas europeas (denominadas «EN») son adoptadas y ratificadas por la Asociación Española de Normalización y Certificación (AENOR), a través del correspondiente Comité Técnico. Así pasan a ser normas españolas «UNE-EN».

Los parques infantiles siguen la normativa elaborada por el comité CTN 172/SC 3. Las primeras normas datan del año 2000, pero periódicamente se van introduciendo novedades para perfeccionar la seguridad de estas instalaciones. Las últimas actualizaciones son de abril de 2018. En UNE-EN 1176 y UNE-EN 1177 se encuentran los últimos requisitos relacionados con los equipamientos (toboganes, columpios, etc.) y con los materiales.

Es importante que el parque infantil siga la normativa vigente. En primer lugar, porque nadie desea que se produzcan accidentes. Y también, porque de probarse que no se cumple la normativa de seguridad, la comunidad se expone a sanciones y tener que satisfacer indemnizaciones importantes.

 

Homologaciones de las que disponen los productos de Neopark

Consejos de seguridad en parques infantiles de comunidades de vecinos

Antes no se daba importancia a las caídas que dejaban cicatrices, ni las rodillas desolladas por el contacto con los pavimentos de cemento, ni tantas otras cosas que se consideraban normales en los juegos de los niños.

Hoy, es imposible eliminar todas las situaciones de hipotético peligro que pueden producirse, pero sí se puede intentar evitar todos los daños posibles.

Para garantizar en lo posible la ausencia de riesgos y peligro de accidente, la norma europea establece como requisitos de seguridad más generales:

1. Asegurar la estabilidad de los elementos con anclajes o de la forma más eficiente para evitar vuelcos y deslizamientos.

2. Asegurar la resistencia de los elementos y materiales para evitar roturas o deformaciones excesivas.

3. Asegurar la flexibilidad de los elementos para su mejor resistencia y seguridad.

4. Asegurar la ausencia de aristas o bordes cortantes.

5.  Asegurar la ausencia de partes prominentes que pudieran causar daño por impacto o enganche. O en su caso, proteger dichas partes.

6. Asegurar la ausencia de huecos o cualquier espacio en el equipamiento que pudieran aprisionar alguna parte del cuerpo.

7. Instalar almohadillas para absorber impactos en las zonas de contacto donde exista riesgo de golpes.

8. Asegurar la ausencia de ganchos o cualesquiera otros elementos similares que pudieran provocar lesiones corporales.

9. Impedir el riesgo de golpes, aprisionamiento o cortes por las partes móviles, si estas existen.

10. Proteger los elementos metálicos de la corrosión.

Más sobre la seguridad en los parques infantiles

Antes de instalar los elementos y la infraestructura, es importante asegurarse de que el fabricante sigue todas las homologaciones obligatorias e incluso las recomendaciones.

Así, debería cumplir los siguientes aspectos:

Productos adecuados para la función a la que se destinan, siguiendo los requisitos relativos al diseño, dimensiones, materiales, etc.

Verificación del cumplimiento de los requisitos funcionales mediante los métodos de ensayos correspondientes.

Instrucciones de montaje y uso de los productos, y letreros de advertencia.

El producto deberá llevar marcado el n.º de norma EN y demás datos de cumplimiento de la normativa.

Y no hay que olvidar que el equipamiento debe estar sometido a revisiones periódicas de mantenimiento.

En Neopark somos especialistas en parques infantiles. Diseñamos, desarrollamos y producimos las infraestructuras y elementos más adecuados para cada entorno y necesidad.

Letrero advertencia Street Workout

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario